Mi primer pleito con Jesus

PleitoTodo comenzo en el mes de febrero de 1994 en mazatlan sinaloa Mexico, en un retiro de evangelizacion del movimiento de la Renovacion Carismatica Catolica, eran como las 5 de la tarde. Quien diria que despues de asistir a ese retiro (obligado por mi madre,) cambiaría para siempre el rumbo de mi vida.

Asi es mis queridos lectores, ahí comenzo realmente mi vida, que ha estado llena de bellísimos momentos sin duda alguna; de sentirme como en la luna con Jesus. Durante algunos años fue como una luna de miel espiritual. …ahhhh que dias aquellos !!…… pura felicidad ( los que han pasado por lo mismo sabrán de que estamos hablando) pero me faltaba conocer la otra parte de esta relación con Jesus y …¿saben cual es?….¿seguros que no saben ?… pues aunque ustedes no lo crean , como en toda buena relación de amor, pues … salimos mal, muy mal… bueno, mejor dicho, yo me enoje con El.

Y cómo olvidar ese primer pleito, esa primera vez que le deje de hablar, bueno, no me gusta hablar mucho del tema porque son cosas personales, pero si quieren saber como y porqué salimos mal se los contare en otra ocación… bueno esta bien… esta bien!!!… aqui les va la historia.

Corría el año de 1999. Para este tiempo Dios ya me había dicho y confirmado de muchas maneras que EL quería de mi una entrega mas comprometida, especilmente en el area de la evangelización y la musica. El verano de ese mismo año, hablé de mi inquietud con mi parroco y despues de una larga charla aceptó darme luz verde en mi propósito: el lugar para llevarlo a cabo sería “La Isla de la piedra“, con un número de habitantes de: 25,000. Mi sueldo sería de: $ 250 pesos a la semana (25 dolares de hoy aproximadamente). Se preguntarán porqué se me pagaba?… Pues, resulta que ese año lo habi tomado como año sabático: mi única tarea sería la evangelización y forzosamente necesitaría de ese dinero para sobrevivir.

Recuerdo el primer : día me levanté temprano, me bañé, desayuné e hice mi oración. Tomé mi biblia y después me fui a tomar el camión. Hasta ese momento ni yo sabía que esperar de una isla a la que jamás había ido en ese plan. Además, 25,000 personas para mi solo!!… no era un reto, era una especie de suicidio!!… pero ahi estaba yo, alegre de responderle a mi Señor. Para este momento, no había un plan, lo único que tenía en mente hacer, era visitar casa por casa, hablarles de Jesús, para despues invitarlos a un retiro de evangelización, en el que mi comunidad me hecharía la mano.

Si yo les platicara TODO lo que vivimos, detalle por detalle, el apostol pablo se quedaria admirado, pero no se preocupen fueron cosas sencillas como por ejemplo: Corretiadas de perros; nos apedrearon como 3 veces; un señor nos correteó con un machete; se nos quedo la lancha parada a media bahía…. y así: detallitos de esos, ahhh !!… sin contar al niño que intento electrocutarme el primer dia que pise la isla, vaya recibimiento!!!….

Cuando llegué a la Isla no sabía que hacer, así es que inicié por el mejor lugar que podria iniciar …una pequeña capilla …ahí consagré ese trabajo a Jesús y a la virgen; después me fui sin rumbo fijo. Aún puedo recordar aquellas calles solas: parecía un pueblo fantasma, y esque yo no sabía que la mayoría de las personas se ocupaban de sus trabajos en la playa por las mañanas… aja eso lo explicaba todo!!… seguí caminado y toqué la puerta de una casa sencilla con rejas y pintura blanca: salió un joven de aproximadamente 27 años, me presenté y le dije el motivo de mi visita : “vine hablarte de jesus …¿tienes tiempo?… y el me dijo – si claro-, y muy amablente saco de su casa 2 sillas y platicamos un buen rato, y antes de terminar la charla me dijo algo que me dejó frio: “hace un momento antes de que llegaras me sentia muy deprimido, ya tenia días con esta ansiedad y estaba pensando en quitarme la vida… gracias por haber venido y haberme hablado de Jesus”. Este joven al los dias tomó su retiro de evangelización y aunque no se que ha sido de su vida lo mas seguro esque se le borró esa idea de suicidarse.

Todo estaba bien hasta que comencé a tener problemas con mi parroco: cada vez que tenia que ir por el dinero que habiamos acordado que el me pagaría, no me lo daba completo y me lo daba de mala gana. Me hacía esperar horas para darmelo… y a veces hasta terminaba regañado por decirle que tenia cosas que hacer y necesitaba irme… etc.

Ee dia llegué a mi casa enojado, entré en mi cuarto, y le reclame a Dios: “asi no se puede, yo estoy dando lo mejor de mi y tu no respondes, ya me cansé de que siempre es lo mismo: parce que no te importa lo que hago. Primero me llamas y ahora no veo tu ayuda……y por último le dije : ahh y sabes que? …buscate otro que vaya porque yo ya no ire mas!!!… fin de la conversación. Esto pasó un sábado; el lunes se suponía que tenía que haber ido a la isla ……pero no fui, y ese mismo día en la noche me puse a reflexionar y dije: bueno ya tengo 2 dias que no le hablo a Dios y esto no puede seguir así. Entonces decidí hacer las pases con El, y bueno, fue algo así como una reconciliación… ustedes saben: de emoción hasta las lagrimas … les ha pasado no?..

Al siguiente día estaba ya listo, y me lancé a la isla, pero me encontré con algo que cambió la manera de aceptar mi compromiso con Dios y lo que sucedió fue que un jóven de la isla se habia suicidado el lunes… el día que yo no fui!!!… y para colmo ese jóven vivía en la parte de la isla que yo había planeado visitar. Me dió una profunda tristeza, porque tal vez yo pude haberle hablado de Jesús y así haber evitado aquella muerte. Solo Dios sabe el paraque de aquel suceso. Lo que si le dije a Dios aquel día fue : “Señor tu preucupate de mis cosas y yo me preocupare de las tuyas”. Desde quel momento hemos caminado juntos, y no les voy a negar que he tenido mometos de prueba pero en cada uno de ellos, también he tenido mucha presencia de Dios. Dios los bendiga, y no olviden comentar.

Miguel Angel Garcia

mikygar@hotmail.com

Anuncios